INFILTRACIONES RADIOGUIADAS

Rehabilitación de lesiones de columna | Columna Pellisé

El dolor lumbar y radicular puede en casos seleccionados responder a tratamientos no quirúrgicos.

Infiltraciones facetarias.

Rizolisis columna cervical y lumbar.

Infiltraciones foraminales.

El dolor en la columna vertebral (cervical, dorsal, lumbar) es un problema extremadamente frecuente en la población adulta, constituyendo una de las principales causas de baja laboral.

Estas dolencias interfieren de manera muy importante en las actividades de la vida diaria, a nivel personal del que las padece, pero también a nivel familiar y social.

En muchas ocasiones va asociado a dolores irradiados a las extremidades, lo cual puede ser debido a compresiones de los elementos nerviosos que transcurren por la columna.

TRATAMIENTOS SIN CIRUGÍA

Es fundamental un estudio y valoración de cada caso, para seleccionar aquellos pacientes que, tras responder inadecuadamente al tratamiento conservador, pueden beneficiarse de tratamientos percutáneos.

En algunos casos se puede solucionar el dolor de espalda sin intervención quirúrgica.

Estos tratamientos guiados por imagen pueden solventar el problema evitando la necesidad de tratamiento quirúrgico.

¿Qué es una infiltración de la columna vertebral guiada por imagen?

En nuestro equipo estamos habituados a selecccionar estos casos, empezando por una exhaustiva anamnesis y exploración clínica, lo que junto con las exploraciones complementarias que están indicadas, nos permite ofrecer con garantías terapias que puedan ayudar a eliminar los dolores de la manera menos agresiva posible.